Hernias

Es una protuberancia a través de la pared del músculo. Ocurre cuando un órgano o tejido corporal se cuela por una abertura o punto débil de la pared. La mayoría de las hernias son inguinales, sin embargo, pueden presentarse en otras partes del cuerpo como el ombligo. También pueden ocurrir en cualquier área donde se tenga una incisión o herida previa, conocidas como “Hernias Incisionales”. Cabe destacar que una hernia puede tardar mucho tiempo en desarrollarse y aumentar su tamaño o bien presentarse de repente. Una hernia puede diagnosticarse de forma sencilla por medio de una exploración médica en donde se observe o se sienta un bulto.

Tipos de Hernias

Tipo de Hernias

  • Hernias Inguinales: Es una protuberancia en la ingle que puede o no, comunicar hacia el escroto, ocurren debido a que una abertura natural en la pared muscular ha perdido fuerza.
  •  Hernias Umbilicales: Se presenta cuando el intestino, la grasa o el líquido se desplaza a través de un punto débil en la región umbilical, causando el abultamiento característico a través de esta región.
  •  Hernias Incisionales: Es el resultado de una mala cicatrización de una incisión en la pared abdominal durante una intervención quirúrgica. El resultado es un orificio por donde puede salir contenido intraperitoneal, con el posible riesgo de incarceración y estrangulación.

Síntomas

Síntomas

  • Bulto redondo. 
  • Dolor o ardor en el bulto. 
  • Náuseas y vómito. 
  • No ser capaz de eliminar gases o tener evacuaciones.

Causas

Causas

  • Levantar objetos pesados. 
  • Hacer esfuerzo al usar el baño.
  • Realizar cualquier actividad que eleve la presión dentro del abdomen como ejercicio físico extenuante.
  • Mala calidad de los tejidos.

Si usted tiene una hernia en las zonas mencionadas, no sanará por sí sola. Agenda tu cita para un tratamiento oportuno